¿Qué hace ese hombre allá arriba?



En lo alto de la torre campanario de la capilla de Nuestra Señora de Guadalupe, templo que por dos siglos fue la iglesia mayor de Huichapan, se encuentra la escultura, en apariencia pequeña, de San Cristóbal. ¿Qué hace en lo alto ese personaje?

El campanario, posiblemente construido en 1692, fecha que aparece en la base de la torre, sobre la fachada, muestra un estilo claramente barroco novohispano. La torre esta compuesta por tres cuerpos y decorado por motivos vegetales y pilastras entorchadas por “perlas”, coronadas con penachos por capiteles(es decir, no coinciden con los ordenes conocidos: jónico, dórico, corintio, etc.).
En la clave de los arcos de los vanos del primer cuerpo, se observan los cuatro evangelistas y las esquinas de cada cuerpo ostentan pináculos, muchos ya perdidos.

Y en el remate, sobre una pequeña cúpula, San Cristóbal.

San Cristóbal es un santo fabuloso cuya leyenda se popularizó en el siglo XIII mediante la Leyenda Dorada. En ella se cuenta que ese personaje era un gigante, que orgulloso de su fuerza, se dispuso a servir al rey más poderoso del universo y se colocó al servicio de un monarca, pero al advertir que éste temía a Satán, lo abandonó por servir al diablo. Posteriormente, al advertir que el diablo temía la vista de una cruz, le abandonó para servir a Cristo, y sin tener manera de encontrarle, se puso a trabajar a las ordenes de un ermitaño, cruzando a los viajeros de una lado al otro de un río.
Una tarde, un niño le pidió lo pasase a la otra orilla y el gigante lo cargó en sus hombros, pero su peso era muy superior al de un niño, tanto, que con dificultad llegó a la otra orilla apoyándose en una palmera. Entonces el misterioso niño se dio a conocer como Cristo y le impuso el nombre de Cristóbal, que significa “el que porta a Cristo”.

Según la creencia popular este santo protege contra la mala muerte o muerte sin confesión y basta con mirar su imagen para estar protegido contra este peligro durante todo el día.
A pesar de que tanto la Reforma protestante como la Contrarreforma católica pusieron en entredicho la veracidad de su historia, en la Nueva España prevaleció su culto.

No es tan inusual la colocación de este personaje en los campanarios ya que se conoce que se pintaron grandes imágenes de este santo en los campanarios de Santiago Tianguistenco y Tochimilco (esta última, ya desaparecida) para ser visto a la distancia, pero es peculiar que sustituya a la cruz como remate. De ahí su importancia y rareza.

Presentan, tanto el santo como el Niño, una perforación a la altura del pecho, lo que ha dado pie a numerosas especulaciones.
Lamentablemente la cabeza del Niño fue fracturada posiblemente por el impacto de un proyectil o bala, así como las manos del Niño y el santo.

¿Qué hace entonces San Cristóbal ahí arriba? Protege desde hace 317 años a los pobladores de Huichapan contra la mala muerte… a condición de mirarle con frecuencia.

5 comentarios:

Octavio dijo...

Olé por tu texto. Carajo, me ilustró y me emocionó. El remate es muy majo mujer: " ...a condición de mirarle con frecuancia".
¿Me la valdrá con verle desde tu blog y aunque no sea huichapan?

Aunque a decir verdad , quisiera un santo, un amuleto, un conjuro algo que me protega contra la mala vida....

Gracias

Mulder dijo...

Wooowwwww eso si no lo sabia, que interesante, muy buen reporte :D

Martxele dijo...

Gracias Octavio(me sonrojo). Y mientras mires con frecuencia el blog, estarás protegido contra la mala muerte. Ahora, que contra la mala vida...mmmmm, no sé... voy a buscarte un santo.

Gracias por las recomendaciones bibliográficas, recién los conseguí y habia olvidao decirte.

Benja-Xocoyotl dijo...

Martxele, bien intersante lo que nos cuentas de San Cristobal. Por otro lado te agradezco por el comentario que me hiciste en mi blog (no los se moderar, por eso no te respondí por alli), sobre la tradición de los Cinco Señores, me ayudó aclarar una duda que cargaba desde hace tiempo.

Saludos desde Xidóo!

Octavio dijo...

De nada mujer, cuando gustes algún otro libro de por acá de "Pueblétaro", con gusto puedo ayudarte...

Y bueno, perdona el atrevimiento pero este libro sospecho te gustará mucho, desde hace rato quería recomendártelo pero en México no se conseguía pero ahora me entero que esta librería ya está en México y dicen tenerlo: http://www.agapea.com/libros/LAS-ROSAS-DE-PIEDRA-isbn-8420473820-id95a926d0d02c273bccdeadfa9951a76.htm

Ojalá te animes y ojalá te guste, tanto por el tema por como por la prosa de su autor...te enamorarás de ella....espero.